La urbanización del planeta aumenta cada año: la ONU espera que en 2050 casi el 70% de la población mundial viva en ciudades, de un total estimado de 9.000 millones de personas. En este escenario potencial se ha hecho prioritario desarrollar soluciones urbanas inteligentes.

Una Smart City es una ciudad inteligente: se trata de espacios densamente poblados que se gestionan con tecnologías innovadoras e internet para mejorar la calidad de vida y hacer el sistema urbano más eficiente y sostenible.

En las últimas décadas se han creado redes de ciudades inteligentes por todo el mundo, como la española RECI: descubre sus propuestas aquí (especialmente las del grupo Grupo de Trabajo 2- Ciudad Verde: Sostenibilidad e Infraestructuras) y su congreso aquí. Busca en este mapa si vivís en una de las ciudades españolas asociadas a esta red de urbes inteligentes. (¿Sabrán tus alumnos que “urbe” es sinónimo de “ciudad”?).

Y para evaluar y conocer los avances, cada año se celebra una cumbre internacional sobre ciudades y soluciones urbanas inteligentes, la Smart City Expo World Congress (SCEWC), en Barcelona, que ha llegado a sumar más de 700 ciudades participantes y grandes empresas tecnológicas como expositores. Se convoca para debatir sobre los principales retos de las ciudades del mundo y cómo lograr el mayor número de urbes sostenibles adaptadas a las personas y sociedades actuales, sobre cómo conseguir ciudades más verdes y respetuosas con el medio ambiente y las personas gracias a la tecnología (big data, gemelo digital/digital twin, inteligencia artificial/IA, materiales innovadores- frontier/deep tech, blockchain, automóviles autónomos, movilidad compartida –sharing-, teletrabajo, economía circular/reutilización…).

Te proponemos trabajar con estos recursos de nuestra web para concienciar a los niños y jóvenes sobre la importancia de mejorar la calidad de vida en las ciudades:

¡Consigue que la selva de asfalto sea más verde!