El domingo 21 de marzo fue el Día Mundial de los Bosques; ayer lunes 22, el Día del agua; y hoy martes, 23 de marzo, celebramos el Día Meteorológico Mundial, al cual dedicábamos una entrada de la semana pasada. Estas tres celebraciones nos hacen recordar y poner en valor aspectos que son fundamentales para la continuidad del planeta conforme lo conocemos.

Hoy, queremos centrarnos en la importancia de los bosques y las acciones de reforestación como medida para compensar las emisiones de CO2. Los árboles, con su efecto de utilizar y convertir el dióxido de carbono en oxígeno, ayudan a disminuir el efecto invernadero. Cubren un tercio de la superficie terrestre del planeta y albergan el 80% de las especies de animales y plantas existentes.

“Proteger los bosques es proteger el sustento de millones de personas y salvar al planeta”

El lema elegido por la ONU este año es Restauración forestal: un camino a la recuperación y el bienestar, y, como señalan, “los servicios del ecosistema y los recursos que proporcionan los bosques son esenciales para la economía mundial y para las personas en todo el mundo”. En este vídeo de la FAO hablan del tema elegido para este año: Día Internacional de los Bosques 2021 – Restauración forestal y bienestar.

Para contribuir con nuestro granito de arena, desde Educaclima queremos animarte a poner en práctica el reto ‘El árbol da la vida’ para alumnado de 6 a 12 años. Conocerán los árboles de su entorno y aprenderán a valorar su importancia para la vida y la supervivencia del planeta. Disponible gratuito aquí.