El consumo de productos, vegetales y animales, que no son de temporada es cada vez más frecuente. Para hacer esto posible, se crean artificialmente condiciones similares a las de los lugares de origen en la temporada en que los productos se consiguen naturalmente. En los últimos diez años, el transporte marítimo internacional se ha incrementado del 47 al 74%, como consecuencia de estos nuevos hábitos de consumo.

Pero esta tendencia cada vez más extendida, ¿qué consecuencias tiene en nuestro entorno y en nuestra propia salud? En el estudio y análisis de este tema trabajarán alumnos de Secundaria, a través de una propuesta de aprendizaje por proyectos y con técnicas cooperativas.

Algunas preguntas a las que tendrán que buscar respuesta son: ¿Cuál es el coste económico del transporte de estos productos? ¿Qué repercusiones medioambientes tiene?¿Cómo afecta al cambio climático? ¿Cómo afecta a nuestra salud aquello que elegimos y compramos? Así mismo, los estudiantes de Secundaria analizarán, entre otros aspectos, el etiquetado y la composición de distintos productos, y prestarán especial atención a la cantidad de CO2emitida a la atmósfera por unidad producida y a la cantidad de combustible utilizado en su transporte.

Las conclusiones de este trabajo demostrarán la conveniencia de fomentar el consumo de productos de proximidad y de temporada.